Dr. Matias Gancedo

Matías Gancedo
Cirujano Plástico

Mesoterapia

¿Qué es?
La mesoterapia es el tratamiento de mesodermo que no comienza en estética sino que en sus inicios se utilizaba para reparar las úlceras en los pacientes diabéticos y a partir de ese descubrimiento va entrando en el campo de la estética. 

Funciones
La mesoterapia puede ser utilizada para combatir la opacidad de la piel, darle luz y brillo, postergando el deterioro natural y reparando daños por factores externos. Este tipo de mesoterapia se denomina mesoglow. La aplicación de los principios activos es rápida ya que la sesión dura entre 15 a 20 minutos y resultado se ve a las 24 hs. En ésta sesión se puede utilizar vitamina C, ADN y oligoelementos. 
Generalmente, se realiza una sesión cada 15 días durante el primer mes y luego, dos a tres sesiones mensuales para mantenimiento. Está indicada, por ejemplo, en casos de fumadores que poseen una piel más opaca a causa de los efectos del cigarrillo y también puede utilizarse en forma previa a algún evento que requiera una piel luminosa y un rostro brillante.

Indicaciones

  • Celulitis
  • Obesidad localizada
  • Estrías
  • Flaccidez
  • Rejuvenecimiento Facial
  • Rejuvenecimiento corporal
  • Acné
  • Alopecia y caída de cabello en varones y mujeres

Preguntas Frecuentes

Si el tratamiento es realizado por personal médico autorizado tiene pocos o nulos efectos secundarios. Puede sentirse una pequeña molestia en el momento de la inyección. En ocasiones pueden aparecer hematomas leves en las zonas de punción, indoloros y que tienen una corta duración aproximada de 24 a 72 horas.

Se recomiendan aproximadamente entre 10 y 12 sesiones, realizando una sesión por semana.

La mesoterapia corporal es una técnica recomendada para tratar zonas específicas que con otro tipo de técnicas sería imposible reducir.

Al tratarse de un procedimiento en el que se aplican medicamentos por vía intradérmica es necesario el uso de agujas.

Prácticamente desde la primera sesión la piel se apreciará más suave e hidratada. El efecto del tratamiento sobre la flacidez es más gradual, e incluso una vez finalizado el tratamiento las sustancias aplicadas seguirán actuando en la tersura de las áreas corporales tratadas.

Se aconseja un tratamiento anual y en ocasiones cada seis meses, dependiendo del envejecimiento de la piel de cada paciente.