Get Adobe Flash player

Lunares


¿Qué es?

Un lunar es un grupo específico de células altamente pigmentadas. Suelen aparecer al nacer o durante los primeros 20 años de la vida de una persona. La mayoría de los lunares pasan desapercibidos debido a su pequeño tamaño y algunos estudios han descubierto que la mayoría de nosotros tenemos entre 10 y 40 lunares en diversos lugares de nuestro cuerpo. Por lo general, se manifiestan como manchas oscuras en las piernas, el torso, los brazos y la cara pero realmente pueden encontrarse en cualquier zona del cuerpo y en una amplia gama de tonos y colores

 

Tipos de Lunares

La mayoría de los lunares son totalmente inofensivos, pero en algunas ocasiones, pueden convertirse en un tumor canceroso llamado melanoma. Esta condición médica finalmente podría incluso conducir a la muerte. Esta es la razón por lo que es muy importante tener una vigilancia de nuestros propios lunares para poder informar inmediatamente de cualquier cambio a nuestro médico. El procedimiento de eliminación de lunares es un método muy eficaz para el tratamiento de los lunares malignos o potencialmente malignos.

El lunar cutáneo más común es oscuro, de color uniforme y por lo general, con relieve por encima de la superficie de la piel. Los lunares nevos displásicos son menos usuales. Generalmente son más grandes y tienen una coloración y borde irregulares. Este tipo poco común de lunar se puede considerar precanceroso ya que tiene más posibilidades de convertirse en un melanoma o cáncer de piel que las variedades de lunares más comunes

Tratamientos

Antes de la eliminación, la zona dónde se encuentre el lunar se debe limpiar y adormecer mediante anestesia. La técnica utilizada para eliminar lunares es distinta dependiendo del tipo de lunar. En algunos caso, puede ser necesario poner puntos.

Los principales tipos de eliminación de lunares son la extirpación mediante rasuración y la biopsia por punción. Estos procedimientos generalmente duran aproximadamente una hora, siempre dependiendo del tamaño del lunar.

Para extirpar mediante rasuración, el cirujano usa un bisturí para cortar el lunar. Este es un método relativamente rápido y muy eficaz.

Para realizar la biopsia por punción, el cirujano utiliza una herramienta que recuerda a los moldes para hacer galletas. Después de eliminar el lunar, el cirujano cauterizar el área con un instrumento eléctrico. Después, el cirujano aplica un antibiótico para prevenir la infección.

Nota: El láser también se puede utilizar para quitar la superficie del lunar, eliminando así, el riesgo de cicatrices. Sin embargo, el láser no penetra lo suficiente para hacer frente a profundos lunares sentados.

Post Operatorio

El período de recuperación variará, dependiendo del método utilizado para eliminar los lunares. El médico puede contrarrestar el malestar recetando al paciente una serie de medicamentos. Se formará una costra en la zona tratada que generalmente se cura en una o dos semanas. El enrojecimiento puede tardar entre dos y cuatro semanas en desaparecer. Las cicatrices formadas comenzarán a desaparecer pasado un tiempo.

Entre algunas de las cosas que el paciente debe tener en cuenta durante el período de recuperación, se pueden incluir las siguientes:

  • Mantener el vendaje limpio y seco, no nadar o sumergir en agua la zona tratada.
  • Usar un hisopo de algodón empapado con una mezcla de peróxido de hidrógeno y agua para limpiar la herida dos o tres veces al día.
  • Mantener la zona tratada elevada para reducir la inflamación, el sangrado y el nivel de dolor.