Get Adobe Flash player

Peeling


¿Qué es?

Un peeling es un tratamiento dermatológico indicado para mejorar la apariencia de la piel. Consiste en la aplicación de un producto químico para exfoliar y desprender las células viejas y dañadas que son reemplazadas por una nueva piel regenerada, lisa y suave, con menos marcas y arrugas. Los peelings se realizan con diferentes sustancias químicas o bien mediante láser. Según su grado de profundidad pueden ser clasificados en superficiales, medios y profundos.

Técnicas

Superficiales: Aquí el tratamiento se lleva a cabo con productos poco agresivos o cosméticos (acido retinoico, alfa-hidro-ácidos, etc) y los utilizamos y aconsejamos para mejorar el aspecto general de la piel, de manera sistemática en el posoperatorio tardío del lifting y en las hiperpigmentaciones y queratosis seniles.

Medios y Profundos:
Los peelings medios son útiles para la corrección de arrugas finas. Se utilizan con más frecuencia en la región perioral (arrugas en los labios) y el las periorbitarias (patas de gallo). Por su parte en los profundos, el tratamiento con peeling que se emplea provoca una quemadura cuya profundidad dependerá de la concentración de las sustancias utilizadas (normalmente ácido tricoloro acético entre el 10% y 30-40%) y equivalen a la dermoabrasión mecánica.